¿Como cambiar la RAM de mi ordenador?

Para todo geek de la informática, amante de la PC Master Race y de los benchmarks es conocido el hecho de que la memoria RAM es un elemento importante en el ordenador.

Pero a la vez que importante, es un componente caro y delicado, puesto que el ratio €/GB de la RAM es el más caro de todos los almacenamientos que podemos tener en nuestro ordenador, y más tras la aparición de los módulos DDR4.

A continuación, voy a explicar cómo debemos de proceder para ver si podemos cambiar la RAM del ordenador y, en ese caso, hacerlo. ¡Vamos allá!

¿Necesito de verdad un aumento de RAM?

Antes de volvernos locos leyendo este artículo, deberíamos de saber si de verdad necesitamos un aumento de RAM.

Está claro que si en el administrador de tareas, haciendo tus tareas básicas día tras día estás siempre rondando el 70% de ocupación o por encima, deberías de pensar en un aumento.

En caso de que no sepas, no hay unas reglas establecidas, pero con lo siguiente deberías de poder hacerte a la idea:

  • 4-6 GB de RAM : Para aquellas personas que usan el paquete de Microsoft Office (Word, Power Point) y navegan por internet.
  • 8 GB de RAM: Aquellas personas que hacen programación básica, ven vídeos en HD…
  • 12 – 16 GB de RAM: Para aquellas personas que programan, juegan a juegos pesados, hacen edición de vídeo o fotografía…
  • 24-32 GB de RAM: Para PC entusiastas, donde el dinero no es problema. Análisis de datos cargados en memoria, edición de vídeos en altísima calidad y fotos de gran tamaño, sistemas multiusuario…
  • Más de 32 GB de RAM (64 GB, 128 GB…): Actualmente este tipo de sistemas no se suelen utilizar en las casas, porque además de caros son innecesarios, por lo que no entraré a su análisis.

Quiero ampliar mi RAM… ¿Puedo?

Es la pregunta del millón en este artículo, pues esto depende de tu ordenador, especialmente de tu placa base.

El primer elemento que debemos de mirar, ya que es el más importante, es la versión de Sistema Operativo que tenemos. Si el sistema operativo es de 32 bits, la máxima RAM que va a reconocer son 4 GB y, por lo tanto, es tontería hacer ampliaciones.

En caso de tener un ordenador con un sistema operativo de 64 bits tenemos mucho margen, por lo que podremos seguramente aumentar nuestra memoria.

Ahora llega otro tema, y ya entramos dentro del «precioso» mundo de las placas base… La cantidad de módulos de memoria que acepta tu placa. Aquí se abren dos opciones:

  1. La memoria te viene soldada a la placa, y no acepta ampliaciones. En este caso, para aumentar la RAM hay que cambiar el ordenador entero.
  2. La memoria no viene soldada a la placa. En este caso, tienes que comprar tantos slots de RAM como quieras (ojito al tema del Dual Channel), y ponerlos en la placa. Se recomienda encarecidamente que sean los mismos módulos de memoria en todos los slots del ordenador.

 

Vale, tenemos dinero para la RAM, necesitamos la RAM y podemos colocarla en la placa.

Si vamos a montar un ordenador de cero, o vamos a sustituir por nuevos los módulos de la RAM, tenemos que elegir cual vamos a comprar. Con esto me voy a referir en el siguiente apartado:

¿Qué RAM me compro? ¿Qué tipos hay?

Para empezar, no podemos colocar una RAM de portátil en una torre y viceversa. Las RAMs de torre se llaman DIMM, y las de portátil reciben el nombre de SO-DIMM.

Una vez que estos conceptos los sabemos, y tenemos ubicada la RAM deseada, tenemos que saber las diferentes generaciones de RAM que existen en el mercado:

  • DDR y DDR2: Son RAMs muy antiguas, y solo algunas placas y procesadores antiguos las soportarán.
  • DDR3: Ha sido el mayor estándar en estas memorias, y prácticamente cualquier placa y procesador de hace unos años lleva esas memorias.
  • DDR4: Estas memorias son las más usadas en la compra y creación de ordenadores hoy en día, puesto que su velocidad es mayor y por lo tanto ofrecen un mayor rendimiento. Como pega, resulta que son más caras.

Remarco que tanto la placa como el procesador tienen que ser compatibles con este modelo de RAM, por lo tanto asegurarse no viene de más, puesto que si no el ordenador no funcionará.

¿Y finalmente… cual es la mejor?

Ahora que sabemos que necesitamos RAM, y sabemos cuanto, como y qué, tenemos finalmente que tomar la decisión de cuál es mejor y cuál nos va a venir mejor al ordenador.

Si nos fijamos en marcas y fiabilidad, prácticamente cualquiera da unos buenos resultados, pero marcas como Corsair, HyperX o G.Skill son líderes en este mercado.

Respecto a rendimiento, para ofimática y tareas similares no notaremos una diferencia entre unas y otras respecto a latencia (lo explicaré a continuación), por lo que para vosotros este artículo ya no va a dar más de sí. En caso de que estés interesado en memorias para uso intensivo, sigue leyendo.

Nos tenemos que fijar ahora en un valor muy importante, llamado latencia. La latencia suele ser referida con las siglas CL, y cuanto menor sea el número mejor será el rendimiento de nuestra memoria. Por ello, una memoria CL 7 es mejor que una CL11.

Puede pasar que, al instalarla, la latencia y la frecuencia a la que trabaja no sea la esperada, y esto se deberá a que tu placa ha hecho un underclock a la memoria. En ese caso, lo que tendrás que hacer será entrar en la BIOS del ordenador y reconfigurarla tú mismo. Tras ello, reiniciar y disfrutar de tu mejora de la memoria.

Pon aquí tu comentario :D